Uno de los aspectos más relevantes en la administración de un negocio y que muchas veces no le damos la importancia necesaria, es el manejo de un buen inventario de productos.

Tu negocio esta creciendo y cada día es mayor la cantidad y variedad de productos que tienes almacenados.
Tu linea de producción cada día incorpora nuevos productos y con todas las actividades diarias que  ocupan gran parte de tu tiempo, llevar el control de tu stock de productos se hace cada día más difícil.

¿Es esta tu realidad hoy día?

¿Qué hacer entonces?  Todo negocio que pretenda llegar a ser exitoso debe considerar como parte primordial llevar un control de su flujo de entrada y salida de productos. No puedes tomar a la ligera esta actividad, ya que no llevar un adecuado control puede traerte más de algún problema a la administración de tu negocio.
Como por ejemplo:
-Robos constantes y en pequeñas cantidades, de los cuales lo más probable no nos demos cuenta.
-Mermas sin contabilizar.
-Desperdicios.
-Incumplimiento de solicitudes de nuestros clientes, por desconocimiento del numero de productos con los que cuento para despacho.

Éstas son sólo algunas de las dificultades que podríamos enfrentar. Me imagino que podrías aportarnos más ejemplos desde tu experiencia.

Pero…aclaremos un poco más los conceptos.

¿Qué es un sistema de control de inventarios?

Es un proceso mediante el cual una empresa lleva de forma eficiente el movimiento y almacenamiento de los productos, la información y los recursos que surgen desde esta administración.

 

A través del siguiente artículo te entregaremos información básica pero necesaria de cómo llevar un control de inventario efectivo:

 ¿Cuáles podrían ser los beneficios de un sistema de control de inventarios?

Te damos algunos ejemplos:

*  Elevar el nivel de calidad del servicio al cliente, reduciendo la pérdida de ventas por falta de mercancía. Al asegurar un buen servicio, los consumidores serán más leales a tu marca.

* Mejorar el flujo de efectivo de tu empresa. Al comprar de manera más eficiente y contar con una mayor rotación de inventarios, harás que el dinero no esté sentado en tu almacén sino trabajando.

* Identificar la estacionalidad en tus productos. Esto te ayudará a planear mejor las compras futuras de stock.

* Detectar fácilmente qué artículos tienen lento movimiento o están estancados. Esto te permitirá elaborar estrategias para poder desprenderse de ellos fácilmente.

* Reducir los costos de tus fletes para una mayor planeación y reducción de las compras de emergencia.

* Vigilar la calidad de los productos.

* Reconocer robos y mermas.

* Liberar y optimizar el espacio en tus almacenes para incrementar la rentabilidad por metro cuadrado del mismo.

* Controlar entradas, salidas y localización de los productos, requisición de mercancías para un manejo de tus bodegas más profesional.

Dependiendo de la actividad de tu empresa, lo más probable es que tengas que tener más de un inventario. Por ejemplo, si te dedicas a la compra y venta de mercancías, necesitarás manejar información actualizada de todos los movimientos de tus productos y para esto deberías considerar definir diferentes perfiles para este inventario.
Acá van algunos ejemplos:

*  Inventario (inicial)
* Inventario de Compras
* Inventario de Devoluciones en compra
* Inventario de Gastos de compras
* Inventarios de Ventas
* Inventarios de Devoluciones en ventas
* Inventario de Mercancías en consignación
* inventario (final)

¿Habías considerado algunos de estos aspectos que te mencionamos en este artículo?
Considerando la importancia y relevancia que tiene este tema, queremos compartir contigo más información, pero como tampoco queremos hacer de este artículo algo interminable te contamos que en un próximo post continuaremos hablando de este tema tan vital para tu negocio.

El próximo tema que compartiremos contigo es “Administración de Inventarios”.

Si crees que este artículo puede ayudar a otros te invitamos a compartirlo…