Software as a Service

Antes de explicar los beneficios de utilizar un SaaS, debemos partir por entender de qué se trata el término.
Un SaaS (del inglés “Software as a Service”) es un software orientado a simplificar nuestras labores diarias, particularmente aquellas relacionadas con nuestra gestión laboral. En palabras más técnicas un SaaS en un modelo de licenciamiento basado en una suscripción y hospedado en servidores externos.

En estos casos, el software se transforma en un servicio en el que puedes alojar datos de tu empresa o información relevante para compartir con otras personas. Esto es posible gracias a los servidores de una compañía de tecnologías de la información, al cual pueden acceder desde cualquier parte a través de Internet. De hecho, estos softwares por lo general pueden ser usados desde cualquier computador incluso si están fuera de la empresa.

Características

  • El cliente puede acceder y administrar el sistema a través de una red como internet.
  •  Las actividades son gestionadas desde ubicaciones centrales, en lugar de la sede física de cada cliente lo que les permite tener acceso remoto al software a través de Internet.
  •  Actualizaciones centralizadas. Esto elimina la necesidad de descargar “parches”.
  •  Soporte técnico continuo por parte de los desarrolladores del software.
  • Integración constante con redes mayores de software de comunicación, a partir de un mashup (integración y reutilización con otras fuentes de datos) o como un enlace para una plataforma de servicios.

Ventajas de usar un SaaS

  •  No es necesario contar con un área especializada de soporte para el sistema.
  •  La responsabilidad de la operación, mantención  y soporte técnico recae en la empresa desarrolladora del software, por lo que el usuario sólo debe preocuparse por el uso del software.
  •  La empresa IT provee los medios de acceso seguros con el fin de que no se filtren datos privados en la red pública.
  •  Solo se paga por el uso mensual del software, por lo que no es necesario adquirir una licencia para usarlo. De hecho, existen softwares SaaS gratuitos.
  •  El cliente tiene completa flexibilidad en el uso de los sistemas operativos de su preferencia.

Desventajas de usar un SaaS

  •  Su uso requiere normalmente de una conexión a Internet.
  •  El usuario no puede acceder directamente al programa, por lo que no puede realizar modificaciones en él.  Salvo que se solicite una extensión de los permisos de acceso para que un desarrollador pueda extender las funcionalidades del mismo.
  •  Tampoco puede acceder directamente a los datos almacenados, ya que éstos suelen estar localizados en lugares remotos, salvo que el sistema permita exportarlos, en cierto modo el proveedor del software tiene todos los documentos y la capacidad productiva de sus clientes, es por eso que realizar una buena elección del software es de real importancia.
  • El usuario no podrá migrar a otro servicio utilizando el mismo programa por la incompatibilidad inherente que puede existir entre dos programas computacionales.

Hoy en día en el mercado encontraras una gran cantidad de softwares como servicio para diferentes tipos de actividades, todos con la finalidad de apoyar tu gestión diaria,  por ejemplo puedes encontrar softwares para, facturación electrónica, administración de ventas, de inventarios, etc.
Ahora… Imagina uno para cada actividad, puede ser poco práctico ¿cierto?. Lo ideal es que esta herramienta reúna todo lo necesario en un solo software, agrupando todas las características necesarias a fin de convertirse en una real ayuda a la gestión de tu negocio.

-P.D.: Puede sonar repetitivo, pero esperamos que este artículo sea de ayuda para tu gestión, y si te sirvió no te olvides de dejarnos tus comentarios y de compartirlo. ¡Gracias!